lunes, 28 de junio de 2010

Con hechos de violencia, gobiernos buscan provocar a zapatistas: Ong

La Red Contra la Represión y por la Solidaridad dijo que la JBG denunció la agresión que sufrieron pobladores de El Pozo, a quienes pretendían obligar a pagar servicio de agua y electricidad.


Hermann Bellinghausen, enviado
Publicado: 28/06/2010
México DF. Ante los hechos de violencia contra bases de apoyo de Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en la comunidad tzeltal El Pozo, en los Altos de Chiapas, la Red Contra la Represión y por la Solidaridad denunció que esto demuestra que “los gobiernos federal, estatal y municipal buscan, por la vía de la agresión, “la reacción de los compañeros y compañeras para provocar un enfrentamiento que rompa el silencio y la tregua de los zapatistas”.

Al anunciar que convocará en breve “a una jornada nacional e internacional de solidaridad con las comunidades zapatistas de Chiapas”, la Red cita que la Junta de Buen Gobierno de Oventik denunció la agresión que sufrieron bases de apoyo del EZLN en El Pozo (municipio oficial San Juan Cancuc), perpetrada el pasado 21 de junio, “por de personas pertenecientes al PRI y el PRD, las cuales pretendían obligar a nueve familias zapatistas vecinas del lugar a pagar los servicio de agua y electricidad, sabiendo que nuestros compañeros se encuentran en resistencia”.

Agrega la Red que “los agresores juntaron a doscientas cuarenta personas armadas con machetes, piedras y herramientas, estimulados por el alcohol, las drogas y el apoyo gubernamental”.

La acción, realizada “con alevosía y ventaja mantiene gravemente heridos al compañero Miguel Hernández, con fractura de cráneo y exposición de masa encefálica hospitalizado en Tuxtla Gutiérrez; a Manuel López Hernández también con herida de cráneo, hospitalizado en San Cristóbal, y a otros más heridos”.

La Red, conformada por adherentes de la Otra Campaña en distintas entidades del país, añade que se encuentran presos Francisco Méndez Velasco, Sebastián Hernández Gómez y Francisco Santiz Méndez, también zapatistas, y expresa:

“La resistencia zapatista y la construcción de sus autonomías no sólo no son entendidas por los malos gobiernos y sus lacayos, sino que ahora les calan hondo, no las toleran y tratan de destruirlas llegando a la agresión física. Los zapatistas han demostrado con hechos el cumplimiento de su palabra de realizar un movimiento civil y pacífico, y en esta ocasión lo demostraron ya que ellos no fueron los agresores, sino los agredidos y actuaron en legítima defensa de sus personas y de su vida”.

La provocación de acciones violentas entre indígenas “es la forma en la que los malos gobiernos buscan legitimar la presencia de militares y policías estatales en sus comunidades”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada